+(34) 623-443-765    [email protected]

Nuestra historia

Todo tiene un comienzo y nuestra historia (como las más famosas historias) comienza alrededor de una mesa. Olga Z. estaba a punto de matricularse en un Máster de Abogacía y Olga G. estaba terminando su Máster de enseñanza de español. Como siempre pasa, después de clase nos íbamos juntas a tomar un café, reírnos juntas, contarnos proyectos de vida, etc., es decir, a hacernos amigas. Muy buenas amigas de hecho, puesto que de ese momento ya han pasado más de 8 años y todo sigue siendo como el primer día.

Compartíamos muchas cosas durante esos cafés y, entre ellas, compartimos nuestra idea de montar una escuela diferente y que uniese las dos culturas que tanto amábamos, la española y la rusa, pues formaban parte de nosotras y no entendíamos una escuela que no consiguiese eso.

No os imagináis el miedo y las dudas que nos rondaban, ¡estábamos cagadas! Sin embargo, confiábamos tanto en nuestro proyecto que se fue formando tan fácil como un puzzle. Nos ayudaron muchos amigos y abrimos una magnífica escuela llamada Matrioshka. Increíblemente, desde el primer día, empezaron a matricularse alumnos para aprender ruso y español. ¡Ya habíamos conseguido nuestra meta! Estábamos contentísimas. El proyecto empezó a crecer poco a poco y enseñamos ruso y español durante 4 años.

Nos esforzábamos muchísimo día y noche y nuestro equipo empezó a crecer con profesionales que generaron este ambiente tan familiar que podéis ver ahora. Claro, ya lo habíamos conseguido, pero nosotras queríamos más. Así que empezamos a aspirar a más y a cuidar con más cariño el crecimiento de nuestra escuela. En 2017 le dimos un lavado de cara y cambiamos el nombre a FreeDa, que significa Freedom, Ser libre , Frida, Да (sí). El motivo era conseguir que el espacio fuese multicultural (cultura española y rusa ya nos sabía a poco), y aquí nos ayudaron antiguos alumnos que habían crecido con nosotras y que ahora eran parte del equipo. También aprobamos la acreditación del Instituto Cervantes ese mismo año. Seguimos creciendo junto a toda la gente que nos rodeaba.

Los estudiantes cada vez confiaban más en nosotras y nosotras decidimos devolverles el favor creando un método educativo hecho a su medida, que funcionase y que les diese todas las garantías. Llevamos trabajando duro desde ese mismo año, estudiando a nuestros alumnos y sus necesidades, estudiando los manuales y los distintos métodos. Y así ha sido como, trabajando codo con codo con nuestro equipo, hemos conseguido desarrollar nuestro FreeDa Space Method ™, del que estamos tan orgullosas.

Parece que todos estos cambios funcionaron super bien, porque en 2019 tuvimos que abrir una segunda escuela para atender todas las peticiones que nos hacíais vosotras y vosotros. Este nuevo gran reto nos unió aún más y nos emociona muchísimo poder ofreceros un proyecto que llevamos tantos años trabajando, al que queremos tanto y que tanto ha crecido. Queremos que lo disfrutéis con nosotras.

¡Y no os creáis que esto se queda aquí! Seguimos trabajando por vosotros y vosotras y, por vuestra parte, seguís confiando en nosotras cada día más. Por eso tenemos nuevos retos que queremos cumplir juntas, como siempre y como amigas, y con nuestro equipo y, por supuesto, con nuestros alumnos.

Queremos seguir creciendo y para nosotras lo más importante ahora es ampliar nuestra comunidad de socios, ya que eso os daría muchas más facilidades y beneficios a vosotras y vosotros. Estamos mejorando con mucho esmero el sistema y el servicio que ofrecemos para asociarnos con universidades y otras escuelas de idiomas en Andalucía y otras partes de España, además de al menos tres escuelas en los principales países de la UE. Todo esto sin dejar de lado el desarrollo interno y la innovación y actualización de nuestro FreeDa Space Method ™, ¡entre muchas cosas más!

No obstante, no nos cansamos de repetir, todo lo que logramos, lo conseguimos gracias a nuestro equipo y a nuestros estudiantes que nos hacen cada día un poquito mejor.

Con todo nuestro amor,

Olga y Olga